DAKAR 2015 Argentina, Chile, Bolivia #dakar2015

DAKAR 2015 Argentina, Chile, Bolivia #dakar2015

LOS VALORES DEL DAKAR

Desde que cruzó el Atlántico, la confrontación con una nueva geografía obligó al Dakar a trabajar su ductilidad,
a inventarse un modo de vida adaptado al contexto, manteniéndose irrigado de los principios que aseguraron su
éxito: la exploración de los desiertos del mundo, la resistencia extrema, el hecho de compartir una aventura que
compromete a atletas de primer nivel así como a amateurs que se esfuerzan por sus resultados.

Nosotros descubrimos América hace ya seis años, con ganas, curiosidad e inocencia. La última edición, una de
las más selectivas de toda la historia de la competencia, apareció tambien como una de las más sofisticadas,
en términos de construcción y de variedad. Aportar a los pilotos y equipajes recorridos que responden precisamente
a las necesidades y a las capacidades de sus vehículos, renovar los formatos deportivos proponiendo por ejemplo
más etapas maratón… Esta es una gimnasia que se realiza con sutileza y que justamente mantiene la frescura del
Dakar al igual que su exigencia.

Antes que nadie, los deportistas no se equivocan cuando se trata de aceptar retos. El Dakar se parece al Everest
de los deportes mecánicos, y el constructor Peugeot se compromete con la ambición indispensable de conquistar
nuevas cumbres, para volver a tener esas sensaciones. En el mismo sentido, los equipos más estructurados al
igual que los aventureros solitarios, tienen un cuidado y una aplicación crecientes en la preparación de su gran
cita. Respetar el Dakar, ser consiente de su dificultad, es lo que tal vez permitirá terminar este Tour de América del
Sur de desiertos y de pistas. Para volver a Buenos Aires dos semanas después de haberla dejado, la humildad se
revelará tan valiosa como la fortaleza.

LOS VALORES DEL DAKAR

Una aventura humana

Competencia internacional que agrupa a hombres y mujeres de más de 50 nacionalidades diferentes, el Dakar se basa
en la sed de intercambio y en la capacidad de apertura de sus competidores. Todos con ganas de explorar los desiertos
del mundo y de llegar hasta el fondo de su alma. El podio de llegada representa un desafío de excepción, a veces el de
toda una vida. Más allá de la clasificación, todos los competidores están motivados por ese tenaz deseo, ese sueño casi
loco de llegar. Ya se trate de pilotos de moto, auto, camión o cuadriciclo, todos comparten esta ambición. La tradición
de ayuda mutua, leitmotiv que forma parte de los pilares del « espíritu Dakar », nace de esta pasión compartida. Todos
hablan el mismo lenguaje.

Una competición extrema

El Dakar se inscribe en el universo de los más grandes desafíos que proponen las competencias extremas. En materia
de deportes mecánicos, es la cima de la disciplina y sigue inspirando a los « aventureros». Más que una simple carrera
de velocidad, el Dakar exige capacidades de navegación en fuera de pista y cualidades de regularidad. En rally raid, lo que
prima es la resistencia, la menor falla se paga caro. Las condiciones de vida, la gestión de la fatiga y de los riesgos en
carrera, son datos que sólo una condición física y un manejo técnico perfectos pueden esperar superar. Esta mezcla de
rigor físico y de resultados técnicos seduce desde hace treinta y seis años a los campeones y anónimos llegados de
distintos horizontes, deseosos todos de medirse y de aprehender esta competencia fuera de lo común.

Descubrimiento

Como magnificó los desiertos de África durante unos treinta años, el Dakar propone desde el 2009 descubrir los grandes
espacios de América del Sur y le propone a los pilotos de todo el mundo una inmersión en medio de una naturaleza salvaje
cuyo majestuoso marco se reinventa diariamente. La riqueza de estos desiertos, las múltiples posibilidades de recorrido,
se alían con el encuentro con poblaciones y culturas que tienen sus raíces en las civilizaciones que nos han precedido.
Entre setecientos y ochocientos competidores se encuentran cada año para esta mezcla de competición y de ayuda
mutua cuya proyección televisiva llega a un millar de telespectadores en 190 países.

Dossier del EventoTreetog-I-PDF

No Comments

Leave a Comment